No podíamos comenzar este nuevo periplo sin resaltar la agresividad con la que convivimos los árbitros en muchos deportes, algo contra lo que luchará la Asociación Española de Árbitros desde el primer día. No son los centenares de casos publicados en medios en estos últimos años, es que la realidad es mucho mayor tal y como podemos comprobar cada fin de semana y he aquí una muestra:

 

En A Coruña un árbitro tuvo que huir corriendo del partido de alevines que arbitraba, siendo perseguido por el padre de un jugador, tras haber decidido la suspensión del mismo por insultos y amenazas de varios padres.
“Dos padres de jugadores del Galicia Gaiteira entraron al campo a amenazarme, señalándome con el dedo, diciéndome que me quería a ver a mí y que iba a acabar como su hijo, que estaba tendido en el suelo con muestras de dolor. Ante tal situación de invasión y amenazas decidí concluir el encuentro”.
“Justo en ese instante vino corriendo hacia mí diciendo con una actitud agresiva y temí por mi integridad por lo que decidí salir corriendo del campo. Este hombre me persiguió hasta que el delegado del equipo le agarró pidiéndole que se calmase“.

 

En Ferreries, Menorca, varios jugadores agredieron al árbitro del partido, mofándose intentando quitarle el silbato de la boca y propinándole una bofetada. Para colmo, el partido continuó con normalidad y nuestro compañero dirigió otro partido después, siendo esta normalización de las agresiones una cuestión de estado para esta asociación.

 

La oportunidad de cambiar esta dinámica ha llegado y con la unión del colectivo revertiremos esta situación. Asociándonos atacaremos el problema. Haz historia, únete a nosotros, asóciate:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This